Adela y Cauvaca

Era una torre toda de piedra, sin vuelta, de una sola planta, en la cual básicamente metíamos los aperos propios del campo. El amo era Gonzalo Pérez Morales. Cercanas a la nuestra estaban las torres de Naguila, la de los gavines (Manuel y Valero) y la de los fraileros. Con todos teníamos muy buena relación. Se estaba muy a gusto allí.

Sobre 1960. Adela, con sus padres, su hijo, una prima y el perro, Trisqui, en la torre.

Sobre 1960. Adela, con sus padres, su hijo, una prima y el perro, Trisqui, en la torre.

Continue reading

Posted in Colaboraciones, Cultura, Gustosa recomendación, Nosotros, Patrimonio, Proyectos asociación, Publicaciones

Seguimos adelante

L6_511x723

El pasado lunes enviamos sendas cartas al Presidente de la confederación Hidrográfica (CHE) y a la titular del Ministerio de Medio Ambiente, continuando nuestra labor de presión en pro de la recuperación paisajística del antiguo cauce del Guadalope. No paramos ni cejaremos en nuestro empeño hasta ver cómo discurre una corriente de agua limpia que sustituya la inmundicia que se ha adueñado de nuestro río. No discutimos que sea el Ministerio de Medio ambiente el que deba aportar el mayor porcentaje de fondos para desbloquear el proyecto, pero también creemos que la CHE, a pesar de su positiva reunión el alcalde de Caspe, olvida intencionadamente que entre sus obligaciones está garantizar la vigilancia, el mantenimiento y la conservación de aquello que les corresponde por ley. Y no nos consta que en estos últimos años hayan cumplido esa obligación. Tampoco el Ayuntamiento, ni en año 65 ni las sucesivas corporaciones resultantes de los distintos comicios ha denunciado este grave atentado medioambiental a nuestra ciudad. Ni ha exigido ni exigió nada a la empresa adjudicataria de las obras del embalse de Mequinenza. No pasa nada. Para estamos nosotros, para luchar, defender y poner en valor un río que merece una segunda oportunidad.

Posted in Crítica, Cultura, Foto denuncia, Nosotros, Noticias, Proyectos asociación, Sin categoría

Las mascarutas de Épila

Los motivos y los objetivos del Carnaval son siempre los mismos. Es una fiesta centenaria que algunos investigadores identifican con antiquísimos ritos paganos. Pero, con el paso del tiempo y la consecuente evolución, cambian las prácticas al mismo tiempo que lo hacen los valores o la condición socioeconómica. Las características de las mascarutas de Épila nos conducen al pasado, cuando la práctica de los ritos más arraigados se adaptaba a una concreta posición social con recursos limitados, que obligaba al desarrollo de la imaginación.

foto-1-carnaval-epila

El Carnaval supone una oportunidad para saltarse lo establecido, un período de tiempo consagrado a la diversión en el que se permiten ciertas licencias de comportamiento “mal vistas” en la rutina social. Al menos así era cuando se empezó a celebrar, en el tiempo en el que la sociedad estaba impregnada de los más rigoristas valores de las Iglesias cristianas.

De hecho, la ubicación temporal del Carnaval tiene mucho que ver con las más arraigadas costumbres religiosas. El día más destacado de las celebraciones, el llamado “Martes de Carnaval”, es víspera del Miércoles de Ceniza. La Cuaresma marcaba un periodo de contrición y abstinencia en el que, según la tradición, quedaban prohibidas ciertas formas de actuar.

Aunque la sociedad ha cambiado y las directrices de la Iglesia respecto a la Cuaresma ya no cuentan con el mismo respaldo que hace unas décadas, el Carnaval en Aragón sigue celebrándose con fuerza. La gran mayoría de las localidades cuentan con sus programaciones festivas por esas fechas, en las que el disfraz es el elemento sustancial. Convertirse en otra persona o cosa, ocultar la identidad, rompe las reglas y ofrece mayor permisividad. Entonces, ¿qué es lo que convierte al Carnaval de Épila en uno de los más relevantes de todos los que se celebran en la Comunidad aragonesa?

foto-2-vista_de_epila

foto-2b-mascarutas_epila_2

foto-3-mascarutas_epila_3

foto-4-mascarutas_epila_6

 Como ha quedado escrito en los párrafos anteriores, la de las mascarutas es una forma de vivir el Carnaval que no sólo se asemeja más a las razones históricas de la celebración sino que, además, dice mucho del entorno social y económico en el que se vivía antes. Sin elaborados disfraces que comprar en las tiendas o con las más justas capacidades monetarias, ésta era la forma más fácil de crear e integrarse en la fiesta.

Las mascarutas no salen siempre solas. Es habitual verlas en grupos, preparando las también tradicionales murgas. Se trata de coplas que entonan delante de la gente y que pretenden satirizar la vida local, tanto en su faceta pública como en los aspectos más privados. Es un género muy habitual en otras zonas de España, pero un caso único en Aragón. Aunque en el pasado las murgas se cantaban en las calles y los bares, las cuadrillas se presentan ahora sobre el escenario del salón municipal, ante todos los vecinos.

foto-5-mascarutas_epila_9

Por eso se organizan actos especialmente dirigidos a la aparición de los disfraces más típicos. El jueves lardero, primer día de las celebraciones, está dedicado a los más jóvenes con un desfile de “mascaruticas”. Por las mañanas del fin de semana y hasta el martes de carnaval se programa la salida de las mascarutas, que desayunan en las casas o bares donde les invitan o participan de picoteos multitudinarios con la animación de la charanga.

foto-6-mascarutas_epila_8

identidadaragonesa.wordpress.com

Posted in Colaboraciones, Cultura, Gustosa recomendación, Patrimonio

Ana Jarque: “Organizar estas jornadas ha sido un reto mayúsculo”

Ana Jarque Garcés (Caspe, 1972) es desde hace casi cuatro la presidenta de la cofradía de la Virgen de los Dolores, a cuyas cofrades se les llama popularmente “las hijas de María”. Con motivo del III Encuentro regional de cofradías de esta advocación, que la hermandad caspolina ha organizado para mañana en nuestro pueblo, la entrevistamos para que nos cuente cómo se van a desarrollar los actos y cuáles son sus expectativas para esta jornada tan interesante y que va a atraer a Caspe a varios cientos de personas de toda la geografía aragonesa. Aprovechamos para felicitar a Ana, que es socia nuestra, y a toda su Junta, por la valentía de asumir un reto tan elevado. Segurísimo que todo sale a la perfección. Nuestra Asociación seguirá, como siempre ha hecho, con especial cariño los actos de nuestra Semana Santa, uno de nuestros mayores atractivos turísticos.

¿Desde cuando perteneces a las Hijas de María? Sabrás que, durante muchos años, solo podían pertenecer a ella niñas o mujeres solteras. De hecho, mi madre salió por última vez en 1971, meses antes de casarse. ¿Recuerdas cómo y por qué se produjo fue esa apertura en la cofradía?

Salí por primera vez con la Cofradía “Hijas de María” con 9 años.  En estos años se salía en la Cofradía a partir de la Primera Comunión. En 1986, efectivamente, la cofradía pasa a llamarse “Virgen de los Dolores” y se toma esa decisión en este momento porque la cofradía se queda sin mujeres solteras para llevar la Virgen. Con este cambio, podrán formar parte de ella todas las mujeres de cualquier edad, desde 0 años en adelante (niñas,solteras, casadas…) 

La Dolorosa, procesionando por las calles de Caspe. Año 1977.  (Archivo Gráfico AGG)

La Dolorosa, procesionando por las calles de Caspe. Año 1977. (Archivo Gráfico AGG)

Continue reading

Posted in Colaboraciones, Cultura, Gustosa recomendación, Patrimonio, Sin categoría

Me quito el sombrero

Me quito el sombrero… Lo hago cada día en Radio Caspe viendo el trabajo que llevan a cabo las asociaciones de la ciudad del Compromiso. Activas como pocas, durante toda esta semana no han parado de llegar a mi correo convocatorias de actos o llamadas por teléfono alertándome de alguna actividad. Y oigan así da gusto. Ellas son sin duda ese motor dinamizador, esa raíz sobre la que crece una ciudad entera.caspe-radiosandra-28-12-2016-1080x675

Sin embargo, me sorprendo, cada vez que oigo en alguna conversación la típica frase. “En Caspe no hay nada”. No puedo evitar sentir cierta indignación. Normalmente quien repite esta frase, en ocasiones hasta la saciedad, son personas que no participan en el día a día social de su propio pueblo, que no ocupan parte de sus horas de ocio en compartir y realizar actividades para el disfrute de todos y sin recibir, por ello, nada cambio. Las asociaciones son la verdadera esencia de Caspe, ellas han sido quien han llevado a lo más alto a las fiestas del Compromiso o las que consiguen que un fin de semana habitual se convierta en un sábado o un domingo de teatro, de música o de reivindicaciones. Las que consiguen unir a un pueblo entero ante una reivindicación para conseguir un objetivo. Por eso desde aquí quiero hacer un llamamiento a los políticos, a las administraciones locales que mimen y cuiden aquello que les hace diferente: gente comprometida.

Sandra Buzón
Artículo del 9 de febrero de 2017
Posted in Colaboraciones, Gustosa recomendación

Cuatro mil razones para viajar

Tal vez no les resulte relevante, y lo más probable es que les importe un comino, pero deberían saber que este texto está concebido, casi en su totalidad, en unas condiciones lamentables, encajonado entre guiris y mochilas quechua en la parte de atrás de una pequeña furgoneta camino a las ruinas mayas de Tikal. El débil aire acondicionado del vehículo apenas logra aliviar el agobiante calor de esta parte de la selva Guatemalteca. Ayer dormí poco, igual que anteayer; he dejado de sentir casi todo mi cuerpo y ya llevo ocho horas acumuladas de bus en una serpenteante carretera plagada de baches. Para colmo, el conductor, que debe estar tomado o es claro aspirante a correr el Rally Dakar, inspira de todo menos confianza.

Sí, tienen razón, en ocasiones como ésta uno también se pregunta por qué viaja.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Continue reading

Posted in Caspolinos por el mundo, Crónicas de viaje, Cultura, Gustosa recomendación

Crónica de una victoria anunciada

Y por fin llegó el día de subir (o bajar) a Zaragoza, la única ciudad de España que se pronuncia acentuando las cuatro sílabas, para realizar una actividad enormemente importante: la presentación de nuestro tedero de Cauvaca y la reivindicación de nuestro viejo Guadalope. Y lo hicimos en un lugar fantástico, el Centro Joaquín Roncal, en el corazón capitalino, a cuyo espléndido equipo de profesionales damos las gracias más cariñosas por su impresionante trato y mimo hacia nosotros.

IMG_1682

Aspecto del salón, recién iniciado el acto (Foto: Mª Carmen Abadía)

Continue reading

Posted in Actividades, Charlas y conferencias, Cultura, Noticias, Patrimonio, Proyectos asociación, Sin categoría

Cabezo de Alcalá, la ciudad ibera sin nombre

Los sedetanos fueron un pueblo íbero que se estableció en el valle medio del Ebro a partir del siglo III a.C. Se les conoce por las inscripciones en las monedas que acuñaron. En todas ellas también aparecía representada un tozuelo* imberbe con tres delfines de un lado y un jinete con palma del otro. La primera ciudad que emitió moneda fue Seteisken, considerada su capital. Se ha especulado que pudiera ser la ubicada en el Cabezo de Alcalá. Los sedetanos ocuparon el sur del Ebro entre los ríos Guadalope y Martín. A su alrededor estaban los suessetanos e ilergetes al norte, los ilercavones al sudeste y los edetanos al sur, mientras que al este estaban los celtíberos. Gracias a la emisión de moneda propia se pueden identificar como sedetanas las siguientes ciudades: Alaun (Alagón), Lakine (posiblemente Fuente de Ebro), Kelse (Velilla de Ebro), Salduie (Zaragoza), Ildukoite (posiblemente Oliete) y Otobesken. Y por su ubicación también se supone que lo fueron Damaniu (Hinojosa del Jarque), Bérnaba (Azuara), Ebora (posiblemente La Puebla de Albortón), Beleia, Arsi (posiblemente La Puebla de Híjar) y Userkete (Osera).
Su base económica era el cultivo del cereal: cebada, centeno, mijo y avena. Lo guardaban en silos tapados con una capa de barro. Consumían vino y el aceite transportado en ánforas. La ganadería también tenía un gran papel, con bóvidos, cabras y caballos. Poseían una fuerte industria textil de lana y lino.

*Tozuelo: Cabeza.

El yacimiento del Cabezo de Alcalá se sitúa en una pequeña elevación, cerca del río Aguasvivas y a poco más de un kilómetro de Azaila. Es uno de los más importantes de Aragón y sus restos son de gran importancia para conocer el fenómeno de la romanización de Hispania. Pudo ser ocupado desde el siglo IX a.C, como así lo demuestran los restos de una necrópolis de campos de urnas. El poblado fue destruido hacia el siglo III a.C. durante las guerras púnicas. Entonces se volvió a ocupar por una población íbera. Esta etapa y su posterior romanización se prolonga entre el año 218 a.C. y el año 72 a.C, en cuyo intervalo hubo una reconstrucción del asentamiento. El final de la ocupación fue provocado por las tropas de Pompeyo, hacia los años 76-72 a.C. durante las guerras sertorianas. La ciudad sufrió un terrible asedio que provocó la destrucción del poblado y su posterior abandono. Durante el episodio se construyó una rampa de unos 100 metros de largo para salvar el foso y las murallas que permitió la aproximación de las máquinas de asalto. Se trata del único resto que se conserva en España de un elemento de estas características. Para ello se utilizó una acumulación de tierra y piedras de yeso de canteras cercanas. El resultado fue una brecha de ocho metros en las murallas que permitió la entrada de las tropas romanas en el interior de la ciudad.

cabezoalcala_maqueta

El antiguo poblado fue descubierto en 1867, realizándose las primeras excavaciones arqueológicas entre 1868 y 1872, por Pablo Gil y Gil. En el año 1890 fueron publicados los hallazgos por hermanos Gascón de Gotor. Desde 1919 hasta 1942 el arqueólogo turolense Juan Cabré excavó científicamente el yacimiento, con una interrupción durante la Guerra Civil. Publicó sus numerosos hallazgos en varias obras, entre las que destaca “La cerámica de Azaila”. A partir de los años 1960 Antonio Beltrán y Miguel Beltrán continuarán las excavaciones. Estos trabajos han permitido obtener el estado actual del yacimiento. Miguel Beltrán publicó su tesis doctoral sobre este yacimiento en 1976. Más recientemente, entre 2000 y 2009 se realizaron diversas actuaciones de excavación y consolidación de los restos en algunas zonas. Además, en el año 2009, se procedió a la señalización y colocación de paneles informativos. El yacimiento se complementa desde hace años con el Centro de Interpretación del Cabezo de Alcalá, ubicado en la travesía carretera de la localidad de Azaila. Fue reformado en el año 2008. Se trata de un edificio de tres plantas en el que se muestra a través de un completo equipamiento toda la información en torno al yacimiento, su historia y tipología. Además cuenta con reproducciones de las piezas más importantes encontradas.

cabezoalcala_centrointerpretacion

El yacimiento del Cabezo de Alcalá está compuesto por dos zonas bien diferenciadas. Por una parte la más elevada, donde vivían las élites sociales, rodeada de muralla. Y otra situada en las inmediaciones compuesta por un barrio comercial con botigas* a ambos lados de una calle empedrada. A él se añaden casas de agricultores y clases más desfavorecidas. Esta zona no está apenas excavada y en parte ha sido destruida por la actividad agrícola moderna. En total se calcula una población aproximada de unos 3000 habitantes. A los pies del cabezo también se emplaza una extensa necrópolis compuesta por casi un centenar de enterramientos contabilizados procedentes de la primera etapa. Se trata de túmulos donde depositaba una vasija con las cenizas del fallecido y enseres personales. Después se cubría con una estructura de piedra formando montículos de piedras.
*Botiga: Tienda.

cabezoalcala_campodeurnas

El acceso a la acrópolis se realiza a través de un pequeño puente que atraviesa el foso de la segunda muralla. Ahora está cementado, pero en su momento fue de piedra con la parte central de madera desmontable en caso de ataque. La ciudad amurallada sirvió de refugio de la población. De su recinto defensivo inicial se han conservado en la parte alta dos torres que pudieron tener cuatro metros de altura. Aglutinaba los edificios más representativos con calles empedradas dotadas de aceras. Poseía sistema de evacuación de aguas por superficie que se almacenaban en un aljibe extramuros con una capacidad de 60.000 litros y una profundidad de diez metros. Esta reserva podía ser usada en caso de sequía o asedio, aunque también pudo usarse para alimentar las termas por medio de alguna conducción de agua. Para el uso diario se trasladaba del río Aguasvivas que discurre a unos cientos de metros del poblado.

cabezoalcala_puenteacceso

A la entrada se emplaza el conocido como templo, una pequeña estancia de planta rectangular de la que restan los muros. Tuvo un conjunto escultórico en bronce con tres figuras. Se encontraron dos cabezas de bronce, una representa a un joven íbero divinizado y otra femenina a Niké. Sus muros estuvieron decorados con pinturas simulando sillares de piedra y el suelo estaba decorado con un mosaico en opus signinum. El paso de la guerra civil dejó como huella una inscripción en el escalón de la entrada que reza “Viva la CNT”.

cabezoalcala_accesotemplo

Un poco más arriba el resto del poblado se articula en torno a una calle central, de la que parten otras de menor longitud para el acceso a las viviendas. De ellas se conservan únicamente la parte baja de los muros. Las mayor parte de las casas íberas tenían unos 40 m². En su interior contaban con tres o cuatro habitaciones: cocina, sala de estar y dormitorios. Con la romanización los más pudientes reformaron sus casas con influencias del estilo itálico, con patio central y dependencias a su alrededor. Se localizó un espacio productivo con un gran molino de piedra y pese a no haberse encontrado restos de hornos bien pudo ser un edificio dedicado a la panadería.

cabezoalcala_calleprincipal

En el extremo noreste unas escaleras descendían a las termas, situadas a extramuros. Se trata de unas de las más antiguas de la Península Ibérica, ya que fueron construidas a finales del siglo II a.C. Eran el lugar de aseo y de recreo de la población. Se entraba por los vestuarios a cuya derecha se encontraba el frigidarium. El tepidarium se encontraba detrás de los vestuarios. A través de él se accedía al caldarium y los baños de vapor.
En las excavaciones se han encontrado restos de cerámica ibérica, romana y griega. También abundantes monedas aunque posiblemente la ciudad no llegara emitir moneda propia. Sin embargo una de las piezas más relevantes es el conocido como Toro de Azaila que data del siglo II a.C. Se trata de una figura de bronce unos quince centímetros de altura. El animal está en actitud de embestir, y lleva una roseta en la frente. Sobre el cuello lleva una pieza de forma de U, conservada tal cual se encontró en el yacimiento, aunque no pertenece a esta pieza.
Para la visita del yacimiento, que se encuentra vallado, es necesario solicitar cita por teléfono a la empresa que gestiona las visitas. Los encargados tanto de la gestión del centro expositivo como de la apertura del yacimiento son los responsables de Vida Primitiva, que realizan las visitas guiadas. Además llevan a cabo actividades, cursos, talleres, demostraciones y recreación histórica desde la prehistoria hasta la cultura romana. Se trata de David y Eva, unos grandes apasionados de la historia y la arqueología experimental. Esto les ha permitido conocer cómo nuestros antepasados fabricaban sus utensilios y herramientas, siguiendo las técnicas y procesos ancestrales. Los artículos que fabrican están inspirados o basados en piezas arqueológicas y están elaborados artesanalmente, sin máquinas ni pegamentos industriales ni cremalleras, y siempre con materiales naturales. Están expuestos en el centro de interpretación y en su web. En cuanto a David es el artista plástico encargado de la forja, el trabajo de la madera, la talla lítica, talla de hueso, la fundición de bronce y la elaboración de todos los utensilios, herramientas y materiales. Eva se encarga del telar y las actividades y talleres relacionados con el textil, así como la realización de las piezas de cuero y material complementario para el tiro de arco. Ambos son tiradores de arco desde hace más de veinte años.

cabezoalcala_vidaprimitiva

Foto cedida por Vida Primitiva

Es muy importante que la gestión turística de nuestra cultura se lleve a cabo por personas apasionadas, lo cual queda de manifiesto tras una visita a este yacimiento. Además su labor complementaria en la arqueología experimental es un valor añadido a la difusión de la cultura, participando en actividades de divulgación tanto a nivel particular, como en las jornadas de recreación que se llevan a cabo anualmente en Azaila. Un excelente ejemplo de cómo poner en valor nuestra historia, revitalizando el medio rural.

elcadodechorche

Posted in Colaboraciones, Crónicas de viaje, Cultura, Gustosa recomendación, Patrimonio

A Zaragoza a defender nuestro río!

cartel Zaragoza reducido

Posted in Actividades, Charlas y conferencias, Gustosa recomendación, Libros, Nosotros, Patrimonio, Proyectos asociación

DIGA 33

Carta registrada ayer en el Ayuntamiento de Caspe para denunciar que, después de casi 33 meses, sigue sin actuarse en el patio de armas, que sufrió un derrumbe parcial en un murete, allá por la primavera de 2014, y cuyo enruno está afectando y no poco a las humedades de la Colegiata. Seguro que en el Gobierno de Aragón, a quienes se les presupone la obligación de velar por el buen estado del Patrimonio aragonés, deben preguntarse  qué son tres años comparados con la inmensidad del Universo. Tranquilidad; mente fría. Las fases se están solapando, diróa Jaime Vicente. ¡Qué tropa!
keep-calm-and-diga-33-1 Continue reading

Posted in Castillo, Cultura, Foto denuncia, La Imagen del día, Patrimonio