Agustín Luna: «Ser pregonero de la Semana Santa es un favor impagable que nunca olvidaré»

Nacido en Caspe, en 1935. Tenía apenas un año cuando estalla la guerra civil, que también sacudió a su familia. ¿Cuáles son sus primeros recuerdos de esa infancia de posguerra?

Mis recuerdos infantiles son sobre todo inducidos por los juegos de los niños de hoy, tan diferentes de los de mi infancia, los que sin embargo también me divertían mucho.

¿Dónde inicia su vida escolar? ¿En qué colegio y con qué profesores?

Agustín Luna

Mi vida escolar se inicia en el colegio de las religiosas de Santa Ana, de las que recuerdo con añoranza y afecto a la hermana Pilar y a la hermana Victoria.


¿Cursa estudios en el Colegio Ntra. Señora del Pilar, también llamado el «Instituto»? Si es así, qué recuerdos guarda de esos años de enseñanza, en los que Caspe disfrutó de profesores como el Sr. Alloza, D. Marceliano, D. Rafael Cubeles, etc.?

Tengo muy buenos recuerdos de los profesores del colegio de Nuestra Señora del Pilar, además de los que se mencionan en la pregunta también de otros como mosen Antonio del Cacho y Tiestos, cuya afición por la historia de nuestro pueblo es bien conocida. Esos profesores del instituto contribuyeron de una manera muy importante a abrir horizontes a nuestras mentes de adolescentes y de jóvenes y también a conformar en buena parte nuestra manera de pensar.

¿Cuándo y cómo nace su pasión por las Letras, y concretamente por el Derecho?

La pasión por el derecho deriva de la del estudio de la historia del mismo en el primer año de la carrera y posteriormente de las excelentes enseñanzas del profesor de derecho político, granadino de origen, y de los magníficos maestros que me enseñaron derecho civil y derecho mercantil, a todos los cuales recuerdo casi diariamente.

En su actividad profesional, además de ejercer de profesor en Barcelona, ha recorrido gran parte de América Latina. REcientemente, incluso, ha sido nombrado profesor distinguido de la Facultad de la Habana. ¿Cómo ve a Cuba tras la muerte de Fidel Castro? ¿Se están dando pasos hacia la Democracia?

Como bien dice conozco bastante bien los países hispanoamericanos, pues, a parte de Cuba, como usted me recuerda, he dado conferencias en Perú (Lima y el Cuzco), en Venezuela (Mérida y Zulia), Argentina (Buenos Aires), Colombia (donde además de dar alguna conferencia me han publicado algún libro y parece que enseguida me van a publicar otro y en Méjico, donde he sido profesor de doctorado durante cinco años en la Universidad de Jalapa en el estado de Veracruz. Además he tenido ocasión de actuar en universidades de Costa Rica, Puerto Rico (dos cursos de doctorado) y en la República Dominicana. Además de los países hispanoamericanos indicados también he podido participar en actividades de alguna universidad brasileña. Para un español colaborar con las universidades de estos países hermanos constituye un gran honor, y para mí efectivamente lo ha sido. Precisamente dentro de pocos días viajo de nuevo a la ciudad de San Juan de Potosí invitado a asistir a un solemne acto académico a celebrar después de una misa solemne de acción de gracias. En cuanto a La Habana, saliéndome un poco del ámbito propio de mi vida personal y del nombramiento como pregonero, poco he podido apreciar en los pocos días que pasé allí, fuera de alguna intervención oída en el congreso en el que participé, en los pocos días de presencia en aquél país, si bien pude enterarme, por haberlo escuchado en alguna de las conferencias del congreso celebrado en la Universidad, que se piensa elaborar una nueva constitución. Vamos a temas más amables y nos centramos en lo que va a vivir este sábado en Caspe. En primer lugar, ¿cuánto tiempo lleva sin visitar las procesiones caspolinas? ¿Cómo recuerda la Semana Santa de su infancia? Imagino que cargada de luto y silencio… Desgraciadamente hace mucho tiempo que no puedo contemplar las celebraciones caspolinas de la Semana Santa, por cuanto que no siempre es fácil desplazarse del domicilio habitual y desprenderse de otras ocupaciones, al aprovechar muchas veces los días festivos para el estudio y la escritura. De los oficios, de los actos y de las procesiones de Semana Santa de nuestro pueblo recuerdo sobretodo el intenso fervor con que se celebraban y seguían.

84 años después, vuelve a esta iglesia en la que, suponemos, fue bautizado. ¿Qué supone para Ud. ser pregonero de la Semana Santa de su pueblo? ¿Qué mensaje va a tratar de transmitir a los caspolinos este sábado en la Colegiata?

Efectivamente fui bautizado en la parroquia de Caspe y volver a ella como pregonero de los actos de la Semana Santa es para mí un favor impagable que nunca podré olvidar. Como es lógico el mensaje que intentaré transmitir ha de centrarse en el significado de la pasión de nuestro Señor y en su gloriosa resurrección.

Le deseamos que viva este momento con toda la emoción y la alegría posibles. Un fuerte abrazo desde la Ciudad del Compromiso

Mucho agradezco a esa entidad que firma el comunicado recibido el deseo de que viva estos momentos previos a la Semana Santa con viva emoción, a la vez que les envío un cordial saludo.

Posted in Sin categoría

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: