22 de junio de 1412

Ante los jueces reunidos en el aula de costumbre, comparece el venerable Ramón Cardona, el cual, en calidad de procurador del tutor del egregio conde de Luna, don Federico, hizo entrega de dos memoriales escritos conteniendo los alegatos que de palabra habían sido ya expuestos por los abogados del propio don Federico en defensa de su pretendido derecho en la sucesión de la Corona de Aragón.

Posted in Caspe 2012, Historia del Compromiso, Sexto Centenario | Tagged as: , , ,

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: