Vivencias en Fonté

Como cuento en el Tedero de Fonté, hubo muchas personas que vivieron en aquella huerta durante un espacio de tiempo, pero también hubo otras que sin vivir allí llenaron de gratos recuerdos el corazón de este que os escribe.

portada-sola-tedero-4

Como por ejemplo los hermanos Claverías: Andrés, Fernando y Aurelio. Esta familia,  nativos de Juslibol (Zaragoza), muy trabajadores y expertos en agricultura, antes de aparecer por Fonté habían trabajado grandes fincas como Valimaña en Escatrón u otras no menos importantes en Caspe. Es en 1964 o 65 cuando vienen por esta huerta para trabajar las tierras de D. Fermín Morales.

En las fincas anteriores ya habían cultivado algodón y arroz, pero aquí en Caspe fueron los primeros que un prado lleno de junqueras lo convirtieron en un hermoso arrozal junto a los Baños de Fonté. Roturaron y nivelaron la Plana, poniéndola en regadío, elevando el agua desde una palafanga que pasaba por nuestro campo con una bomba que funcionaba con la polea del tractor y una correa.

Mi torre, en Fonté.

Mi torre, en Fonté.

Tenían los Claverías varios trabajadores: Perla, Sancho, Membrado, Canelo, etc. Y sus tractores, el FHAR, el DEUZ, fueron los primeros que vi. Cuando estaban cerca de mi torre me quedaba mirando como trabajaban. Si era Aurelio con su FHAR rojo el que se acercaba algunas veces, como veía que me quedaba encantado, me llamaba: “chato, ven!” (siempre me llamaba chato). Subía al tractor y me daba unas vueltas. Aquello era para mí como los caballitos de la feria. Y lo que presumía luego con los compañeros en la escuela…

Vivian los Claverías durante aquellos años en La Rosaleda y muchas veces me presentaba en la puerta por la mañana y preguntaba. ¿Me pueden llevar a Fonté? Nunca me dejaron en tierra ni pusieron mala cara nos apretábamos mas en el Land Rover si hacía falta pero a Fonté que íbamos.

Eran y son muy buena gente, sencillos, muy trabajadores y honrados.

Andrés era el despistado, Fernando parecía el serio y Aurelio era amable y generoso. ¡Qué gran persona! Siempre me sentiré orgulloso de haber compartido su amistad en aquella época de mi vida.

José Ballabriga
Autor del libro “Fonté, huerta de paso”
Posted in Colaboraciones, Cultura, Gustosa recomendación, Libros, Nosotros, Proyectos asociación

Los comentarios están cerrados.