CASPE VUELVE A ASOMBRAR AL MUNDO

Hace exactamente 603 años y seis meses, esto es, un 28 de junio de 1412, Caspe asombraba al mundo. Bajo el atrio de la Colegiata, el fraile dominico San Vicente Ferrer proclamaba urbi et orbi a Fernando de Antequera como rey de la Corona de Aragón, tras el acuerdo firmado unos días antes en el Castillo del Compromiso. Durante tres meses, nueve compromisarios, sabedores de la misión cuasidivina que les había conferido el destino, debatieron, cedieron, estudiaron y, en fin, dictaminaron quién debía ser el nuevo monarca.

compromisariosgde

La historia, caprichosa, cíclica, tozuda, se repite. Hoy, transcurridos 220.275 días desde aquel momento histórico -milagro, para unos; iniquitat, para otros-, aquel hito que convirtió para siempre una humilde villa campesina en Ciudad del Compromiso, tiene visos de repetirse. A lo largo de este fin de semana han llegado a Caspe, acompañados de su séquito, los cinco líderes más votados en las recientes elecciones generales, al objeto de debatir “a la marcheta, sin sofocarnos”, quién debe ser, en justicia, el próximo Presidente del Gobierno, habida cuenta el incierto panorama político que ha dejado la pasada cita electoral. De esta manera. Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo iglesias, Albert Rivera y Alberto Garzón, que en principio no había sido invitado pero que ha logrado burlar el perímetro de seguridad debido al increible parecido con un conocido voluntario de la Asociación de Amigos del Castillo, se han encerrado en el emblemático monumento con la intención de no salir hasta que se llegue al esperado consenso que ponga fin a esta crisis dinástica. En sus primeras declaraciones a los medios, Mariano Rajoy, presidente en funciones, ha declarado sentirse “esperanzado”, aunque ha admitido que “si essshhtuviera San Vicente Ferrer, todo sería mássh fácil”. Presuroso, un acérrimo defensor de las tradiciones locales le ha apuntado que “está San Indalecio, uno de los varones que acompañaban al apóstol Santiago cuando se le apareció la Virgen en Zaragoza”, a lo que Rajoy ha respondido con un entusiasta “¡puede valer!”. Por su parte, Pedro Sánchez, tras autoproclamarse “único candidato que asegura el cambio en España” se ha felicitado por estar en Caspe, a donde viene al menos una vez al año a comprar aceite a granel y a probar el queso almendrado de El Quijote. No habla de pactos, pero anuncia que no apoyará al Conde de Urgel (¿?) y su propuesta de referéndum en Cataluña. “No me fío, mirusté“, ha bisbiseado Rajoy tras oir a Sánchez.

Pablo Iglesias, carismático líder de Podemos, mesías de las indignadas y los indignados, ha admitido que “si bien al principio no veía con buenos ojos venir al castillo del Compromiso, por ser uno de los pilares sobre los que se asienta la historiografía españolista monárquica y represora”, al final, contra pronóstico, ha accedido. “Lo que me decidió fue ver el respeto que en redes sociales tuvo la procesión de la comunidad paquistaní de hace unos días”, ha confesado emocionado. Posteriormente, ha prometido que, “como buen morado que soy, si en marzo aún estamos aquí sacaré a hombros el Nazareno, porque me han dio que la Semana Santa de Caspe es top”. En lo que atañe a Albert Rivera, ha comentado en primer lugar que “Pablo Iglesias está muy arguellao y no tiene pitera para sacar el Nazareno. Creo que va de farol, como siempre”. El joven Rivera, acaso el político con el cutis más fino de España, ha destacado que “es una pena que las elecciones no hayan sido unos días antes, porque así  hubiera estado aquí para correr la Zambomba”. Comprometido con el deporte, ha asistido este sábado a Los Rosales para disfrutar del derbi Caspe-Maella, y ha anunciado que “si soy presidente de este país haré un campo de fútbol en Cauvaca y un safari en el Mas de la Punta, con ascensores hidráulicos y todo”. Se ha desanimado cuando un espontáneo le ha dicho: “ande vas, modorro, que el campo de fútbol en Cauvaca ya lo tuvimos y que el safari también está planeado, pero la coyuntura no nos ha dejado aún”. Garzón, visto el percal, ha señalado que “pa qué hablar, si no me vota ni el tato”, antes de bajarse a los Rimeres a echar un café con unos amigos.

Los candidatos, emperifollaos para visitar el Centro de interpretación del Compromiso

Los candidatos, emperifollaos. en el Salón del Trono del Castillo del Compromiso

Fuentes no oficiales han advertido a este medio que no se descarta, en caso de no llegarse a ningún acuerdo de investidura, una tercera vía, que pasaría por una romería de los candidatos a la ermita de la Madalena, la del pantano (“pa cutio!”, ha exclamado un espontáneo), o una cuarta, que consistiría en un gobierno provisional presidido por nuestro buen amigo y caspolino emérito Miguel Caballú, que ha declinado hacer algún comentario al respecto.

Tras acabar la rueda de prensa, e instaladas sus señorías en sus aposentos, los candidatos han podido disfrutar de un selecto concierto de órgano en la Colegiata, con el magnífico broche final de la Tocata y Fuga de Bach y el Himno a Caspe.

Seguiremos informando.

AACC

P.D. Nos informan de que Pablo Iglesias podría salir de Gaspar en la cabalgata de Reyes. Y que no se descarta, a tenor de su expresión “este tío me tiene negro”, que Albert Rivera salga de Baltasar. Se busca Melchor (o Melchora).

Posted in Caspe 2012, Castillo, La Imagen del día, Noticias, Proyectos asociación, Sexto Centenario

Los comentarios están cerrados.