La casa del temple en Zaragoza

En la ciudad de Zaragoza, la Calle del Temple siempre se ha llamado Calle del Temple, Es una de esas pocas calles privilegiadas cuyos nombres jamás cambian.

Calle del Temple en los años 60

En un viejo solar al final de la calle, se hicieron en los años 60 unas excavaciones de emergencia. Al excavar para poder construir un edificio nuevo, se hallaron las ruinas de una pequeña iglesia de planta circular, templaria a todas luces. El destino volvía a los sacrificados monjes-guerreros a la actualidad. La calle que siempre había llevado su nombre no era un fraude. No era una casualidad. En la calle del Temple de Zaragoza había estado ubicada la sede de los valientes monjes. La calle entera se encuentra horadada por sótanos y túneles medievales e incluso romanos. La calle se encuentra rodeada de viejas iglesias, de antiguos palacios, de historia vivas en definitiva. Los monjes templarios tenían sede en Zaragoza. Una pequeña encomienda probablemente y eso… es un orgullo para esta ciudad.

Joan Rosell

Es autor del libro “Leyendas del Aragón demonio”

Posted in Colaboraciones, Cultura, Gustosa recomendación, Patrimonio

Los comentarios están cerrados.