Solicitud homenaje a Amadeo Paltor

Nacido en Olesa de Montserrat en 1911, Amadeo Paltor llega a Caspe en el año 1942 para realizar el retablo de San Antonio de la Colegiata Sta. María la Mayor. Prendado de nuestra ciudad y de su paisaje (“había llegado al paraíso”, escribe en sus memorias) se quedó aquí hasta 1955, montando prestigioso taller en la Plaza Compromiso, donde realizó un número ingente de proyectos, alguno de los cuales, los que atañe a nuestra ciudad, destacamos los que siguen:

– el retablo de San Antonio en la capilla de San José, en la Colegiata.

– el retablo de la Virgen del Carmen, en la capilla del Carmen en la Colegiata

– el retablo de la Balma, en la su ermita en la calle Muro.

– la imaginería de la iglesia de Zaragoceta.

– la iglesia de la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados

– la iglesia de Santa Lucía

Retablo de la ermita de la Balma

Retablo de la ermita de la Balma

No podemos obviar que Paltor fue también el autor de obras civiles de indudable valor, como la fuente de Valdurrios, en la Plaza de la Virgen, esculpida con motivo del fin del pleito con Fraga por la titularidad de dichos montes.

A su producción artística hay que sumarle también su implicación entusiasta en la vida social caspolina. De su cincel salieron las célebres fallas que se quemaban en las fiesta de agosto de los años 40, y algunas de las mejores carrozas que desfilaban por nuestras calles. También fue el autor de las primeras corazas y trajes de romanos que desfilaron en al Semana Santa caspolina de posguerra, o suya es la figura de la Virgen del Rosario, que se levanta sobre columna en la citada calle.

Y, ya en su taller, o ya en su condición de profesor de dibujo en los Franciscanos, realizó una impagable labor de enseñanza entre decenas de caspolinos. Algunos de ellos acabarían dedicándose profesionalmente, desde un ámbito u otro, a la producción artística. Por su relevancia, y sin menoscabo de otros, citaremos a José Suñé, Manuel Roca, Luis Herrero, Navarro, etc.

 

Por todo lo expuesto, creemos que CASPE está en deuda con Amadeo Paltor, y proponemos al Excmo. Ayuntamiento que un homenaje a la altura de su figura y de su cariño a nuestra ciudad, en la que nació alguna de sus hijas. Y de este modo, SOLICTAMOS al Exmo. Ayuntamiento de Caspe

–          se dedique una vía pública, sea calle, plaza o jardín, a la figura de AMADEO PALTOR, como reconocimiento a su gran trabajo en esta ciudad y a su magnífico legado

–          se estudie la realización de una exposición de alguno de sus trabajos muebles, si los hubiera, para disfrute de vecinos y un mayor relace de este homenaje.

–          Se estudie la edición en castellano sus memorias De la meva vida i de l’art.

–          se haga partícipe de este reconocimiento a sus hijas y nietos.

Si en Zaragoza ya se ha hecho con los hermanos Albareda, o con Moreto, Palao o Bayod, Caspe debe hacer lo propio con PALTOR. Su enorme trabajo le avala. Para desarrollar estas propuestas, quedamos a su entera disposición.

 

Asociación de Amigos del Castillo del Compromiso de Caspe, 21 de junio de 2016 

Posted in Caspolinos por el mundo, Cultura, La Imagen del día, Nosotros, Noticias, Patrimonio, Proyectos asociación, Sin categoría

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: