Una sentencia que nos mata a todos

Desde el instante en que fui conocedora de la sentencia del Tribunal Supremo, mi primera sensación fue experimentar cómo la sangre de todo mi cuerpo se helaba. No daba crédito a que esta sentencia, producto de una Ley 42/2007 elaborada a espaldas de casi todo el colectivo a la que afecta, pudiera aplicarse con la rotundidad que se manifestaba. Más allá de la afección deportiva y de ocio que supone, no dejé de pensar en las gravísimas consecuencias que va a suponer para miles de empresas vinculadas al sector que irremediablemente tendrán que cerrar su actividad perdiendo todos sus ahorros invertidos y despidiendo al personal laboral, incrementando de esta forma las patéticas listas de desempleados de nuestro país. No pude más que pensar en la precaria situación en la que va a quedar mi pueblo natal. La desaparición del turismo internacional y nacional será una pesadilla convertida en realidad con la pérdida de un motor económico, social y deportivo que alcanza unas pérdidas aproximadas de unos 6 millones de euros y priva a nuestro pueblo del desarrollo económico y social tan necesario para las zonas de interior, acercándolo peligrosamente al precipicio de la despoblación y finalmente desaparición.

Manifestación en defensa de nuestra pesca y nuestros peces

Manifestación en defensa de nuestra pesca y nuestros peces

Por último, en un intento imaginativo digno de la época del genocidio nazi, imaginé como miles de millones de peces que conviven en estas aguas, algunos hace miles de años y otros casi un siglo, eran envenenados salvajemente con productos químicos mientras se ahogaban lentamente en las orillas de un embalse que en su día fue su casa. Una imagen dantesca que me hizo deslizar las primeras lágrimas de las muchas que llevó derramadas. ¿Y sabéis lo q mas me repugnaba? Que está visión era deseada y anhelada por grupos ecologistas como la Asociación para la defensa de los salmónidos (Aems), Ecologistas en acción y la Sociedad ornitológica de España. Creía que ellos eran los que defienden la vida de seres vivos… Pero no.

Luisa Serra Sierra
Presidenta SOCIEDAD DEPORTIVA DE PESCA DE CASPE
Posted in Colaboraciones, Crítica, Foto denuncia, La Imagen del día

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: